buscador

Búsqueda personalizada

domingo, 12 de noviembre de 2017

¿QUIÉN SE ACUERDA DE LUCAS CABELLO?










Lucas Nahuel Cabello nació en el barrio de La Boca. Tenía 20 años cuando, en noviembre de 2015, un agente de la Policía Metropolitana efectuó 3 disparos que lo dejaron sin caminar de por vida. El caso tomó inmediato conocimiento público. Desde la policía hablaron de “legítima defensa”, los medios repitieron despectivamente que era un “trapito”, y María Eugenia Vidal justificó el accionar policial, tergiversando los hechos. Ahora, en los medios de confusión, nadie recuerda a Lucas y su tragedia.

Ricardo Ayala, el POLICIA agresor, disparó tres veces sin emitir palabra e inmediatamente volvió a su lugar de patrulla. Fue gracias a un vecino, quien lo subió a su auto, que Lucas pudo llegar al Hospital Argerich, donde fue atendido de urgencia. Actualmente tiene una de las balas alojada en la médula y continúa el proceso de rehabilitación...



Carta de Lucas:

Durante mis primeros 6 años, me tocó vivir en el “Barrio Chino” de La Boca y después nos mudamos junto a toda mi familia a la calle Martín Rodríguez, donde no me tocó morir de casualidad, el día que me fusilaron, el día que tres balazos me dejaron acá, sentado en esta silla, escupiendo estas líneas.

Como mi mamá tenía un buen trabajo, decidió mandarme hasta segundo grado en la escuela privada William Morris, pero finalmente terminé la primaria en la escuela pública Nº 1. ¡Y cómo olvidarme! Horas y horas jugando a la pelota con mis amigos. Jugando. A la pelota. Con mis amigos.

Cumplidos los 10, empecé a cuidar coches con un vecino, porque nos pareció una buena idea, mientras jugábamos a las cartas y a las bolitas en la esquina de mi casa, donde había un restaurante que siempre me llamaba la atención: no podía creer cuánta gente de traje iba a comer ahí. ¡Y qué coches! Siempre fui fanático de los autos. Por eso, a los 14, entré a trabajar en un taller mecánico durante la secundaria, pero el 29 de mayo de 2013, cuando nació mi hija, decidí dedicarme de lleno al laburo. Desde entonces, tuve muchos empleos: albañil, paseador de perros, ayudante de cocina, repartidor, kiosquero... Aprendí a darme maña, para todo.

Y sí, antes de recibir estos disparos, había empezado a trabajar de trapito.

Hice un arreglo de palabra con el dueño del restaurant Il Matterello, en la esquina de mi casa, donde alguna vez le cuidé el auto a Tinelli, Palermo, Arruabarrena… Todas las noches, laburaba de 19 a 2 de la madrugada y, aunque a veces la gente se iba rápido, otras se quedaba tomando vino y charlando, así que yo me quedaba cerquita de la ventana, suplicando: “Dale, salgan, que me estoy cagando de frío”.

Con el paso del tiempo, la Policía empezó a hostigarme o directamente echarme, aduciendo que no podía cuidar autos en la vía pública. Sin embargo, el dueño del restaurante me dijo: “Cuando te paren, vos avisame a mí, que yo les explico”. Y así sucedía. Mi vida no era simplemente estupenda y, si bien por momentos la pasamos muy mal, porque no teníamos nada, nunca jamás se me pasó por la cabeza salir a robar, ni para darle de comer a mi familia. Hice las cosas bien. Pero me pegaron tres tiros.

No me olvidaré más. No puedo. Fue la tarde del 9 de noviembre de 2015, a las 2 de la tarde, cuando estaba con mi hija y su mamá, Camila. Aquella vez, como otra, no teníamos comida. Y entonces fui a la panadería de la esquina, porque tengo la mejor onda con la panadera, pero al salir, el oficial Ayala estaba parado en la puerta de una casa vecina, donde había una consigna familiar por un conflicto entre dos personas. No era siempre un mismo policía. Me miró de arriba abajo. Le pregunté “¿Qué pasaba?”. Me respondió: “Nada, andá”. Crucé la calle y entré a la panadería. Saludé a la mujer. Charlamos un rato y antes de irme me regaló una bolsita con pan para mi hija, además de dos sanguches fiados. Cuando salí, lo volví a ver y cruzamos miradas, pero no nos dijimos nada.

Seguía parado en el mismo lugar. Y cuando estaba por entrar a mi casa, me advirtió: “Cuidado, ojo con lo que vas a hacer”. No me quedé callado: “¿Vos estás loco?”, le respondí. Y empezamos a discutir, subiendo el tono, porque yo no estaba dispuesto a dejarme humillar así. “Yo puedo hacer lo que quiera, porque soy policía”, me dijo. Y yo le contesté otra vez: “Si vos fueras policía, estarías en la calle corriendo a los chorros, no metido en una casa, jugando a la play”. Yo lo sabía porque solía visitar a mi vecino, para comer unas pizzas o tomar un Gancia.

“Callate, callate y metete adentro”.

Para mí, la discusión terminó ahí.

Para él, no.

Entré al pasillo de mi casa y, al llegar al hall, escuché un paso fuerte en el escalón de la puerta. Di media vuelta y Ayala me estaba apuntando en la cara. No me dijo ni una palabra. Tiró.

Sentí el tiro penetrándome la pera. Y los oídos me empezaron a zumbar. Fuerte, muy fuerte. Cada vez más fuerte, como si mi cabeza estuviera a punto de estallar. Caí y me golpeé el cráneo contra el piso. Por unos segundos, sólo escuché un “i” continuo en mis oídos. Y después no sentí nada más.

No puedo sacarme de la mente el recuerdo del arma cuando martilla, en ese movimiento que hace para adelante y para atrás, como se ve en las películas. Ya estaba en el piso, cuando el policía se me acercó y me efectuó otros dos disparos. Camila salió del departamento y me levantó. Mi hermana le pidió ayuda al mismo tipo que me había disparado. ¿Qué se iba a imaginar cómo me acababa de fusilar?

Nunca voy a comprenderlo, no me entra en la cabeza. Yo jamás le tiraría a una persona, y menos estando en el piso. Si hubiera querido llevarme en cana, me hubiese pegado un tiro en la pierna. Pero no, quería matarme. Walter, mi vecino de enfrente, me subió a su coche y me llevó al hospital Argerich. Recuerdo el viento dándome en la cara. Escuché bocinazos, gritos y después más voces. “Apurate, apurate”, decía uno. “Un médico, un médico”, decía otro, más allá. No sé cuántos días estuve hasta que volví a despertar, pero ahí estaba mi papá. Le dijeron que podía quedar “sordo, ciego y mudo”. Me durmieron y me llevaron a traqueotomía. De mi estancia en el Argerich, no me acuerdo nada más.

Todavía tengo esa bala acá, alojada en la médula. Hay riesgo si se opera y, así, la bala está encapsulada. Tal vez, una vez que me saquen la traqueotomía, me coloquen una plaquetita para fijar dos vértebras fracturadas, pero eso llevará tiempo, porque no tengo fuerza ni para toser…

Y a veces, me falta el aire.

Pasan los días, pero no entiendo, no entenderé jamás. Me resulta increíble cómo un hecho provocado por un agente de la Metropolitana puede ser peritado por la misma Policía Metropolitana que lo cobija y no por una fuerza que pueda, al menos en teoría, obrar con mayor objetividad. ¡Fue esa Policía la que montó un cerco humano alrededor de mi casa, para sacarlo a Ayala! No lo taparon, para detenerlo. Lo taparon, para llevárselo.

Para colmo, buscando al supuesto “policía herido”, reventaron la puerta de mi casa, donde se quedaron durante 3 días, sin dejar entrar ni a nuestra propia familia, mientras María Eugenia Vidal informaba por televisión que yo había llegado al hospital caminando por mis propios medios...

Hasta el día de hoy no puedo caminar.

Ahora me espera una vida muy diferente. Desde el 1 de diciembre estoy en la clínica de rehabilitación Ciarec, ganando un poco más de independencia, a fuerza de ejercicios y terapia ocupacional. Pude volver a escribir y dibujé para mi hija con la mano derecha, a pesar de ser zurdo. Quiero recuperarme tanto como se pueda y por eso trabajo día a día para mantener el torso, mover las manos y fortalecer mis brazos. Quiero hacerle upa, otra vez.

Voy asumiendo, poco a poco, que no volveré a caminar.

Y algunos días sí, digo: “La concha de la lora, no puedo seguir así”, porque extraño mi vida anterior. Pero hay otros días donde pienso: “Ahora, viejo, ¡a recuperarte al gimnasio!”. Mi familia me levanta cuando estoy muy bajoneado, aunque debe ser mucho más duro para ellos, que para mí.

Y por ellos, por ustedes, por todas las personas que todavía me esperan, voy a volver.

No sé cómo, ni cuándo, pero voy a volver.

A mi barrio.






"Lucas Cabello agoniza, María Eugenia Vidal miente"

nota realizada el 12 /11/2015, en el programa A pesar de todo, por RLV Radio La Voz  (www.rlvradio.com.ar)




Carolina, la madre de Lucas Cabello, el joven de 20 años baleado por un efectivo de la Policía Metropolitana, difundió una conmovedora carta, donde pide “un milagro” para su hijo, quien permanece internado en grave estado de salud.

La mujer, a través de una misiva publicada por La Garganta Poderosa, exigió además a la gobernadora electa de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, que “se rectifique” de sus dichos acerca de que “se trató de un caso de violencia de género”...





Daniel
Mancuso
 


Leer más...

jueves, 26 de octubre de 2017

MAÑANA ME TOCA





Vendrán por mí. Dirán que soy peligroso, que cometí graves delitos. Saldré en los diarios y la televisión. No harán falta pruebas, la diputada vomitará las acusaciones, el presidente tartamudeará que la gente cree en mi culpabilidad. Es preciso que me detengan. Mercaderes del Templo votarán mi destierro. La izquierda poncio pilatos votará con la derecha. No habrá ley ni abogado. Seré apedreado y vituperado cargaré la cruz bajo la lluvia de escupitajos. Seré bombardeado en la Plaza de Mayo, perguido por el CONINTES, arrojado desde un avión al estuario del Plata, o desaparecido en el Río Chubut. Seré tapa de Clarín y La Nación y meme de los trolls. Cambiamos futuro por pasado. Volvió la inquisición. Por mi culpa, por mi culpa, por mi grandísima culpa.

Y todos mis vecinos me acusarán con el dedo, con la mirada y el corazón. Fotos, flashes, comentarios. ¿Qué fue lo que hizo, vecina? No sé, pero dicen que estafó no sé cuándo. No, no, parece que está relacionado con la muerte de no sé quién. Algo habrá hecho. ¡Pero qué farsante, parecía tan amoroso el muy cretino, ayer me dijo buen día!

Oscuros nubarrones anuncian tempestades. Festejan los verdugos. Champagne a los Patrones. Luego saldrá el sol, y todos como si nada, cada cual a sus miserias.






Es la Constitución Nacional, nomás, Mempo Giardinelli


Daniel
Mancuso


Leer más...

sábado, 21 de octubre de 2017

NIÑOS







Para Santiago Maldonado, de Juan Gelman, para el niño que fue, para el niño que fuimos...


un niño hunde la mano en su fiebre y saca astros que tira
al aire / y ninguno ve
yo tampoco los veo /
yo sólo veo un niño con fiebre que tiene los ojos cerrados
y ve
animalitos que pasan por el cielo pacen en su temblor
yo no veo esos animalitos /
yo veo al niño que ve animalitos
y me pregunto por qué esto pasa hoy
¿pasaría otra cosa ayer? /
¿se sacaría el niño mucha pena
del alma ayer? / yo sólo sé que el niño tiene fiebre
tiene el alma cerrada y la hunde
en las cenizas que dejará porque ardió
pero ¿es así? / ¿hunde su alma en las cenizas de sí / un
árbol
mira detrás de la ventana al sol
hay sol /
detrás de la ventana hay un árbol en la calle
ahora por la calle pasa un niño con una mano en el bolsillo
del pantalón
está contento y saca la mano del bolsillo
abre la mano y suelta fiebres que ninguno ve
yo tampoco las veo /
yo sólo veo su palma abierta a la luz
y él / ¿qué ve?
¿ve bueyes que tiran del sol?
yo no sé nada /
no sé qué ve el niño de la mano en el pantalón
ni el niño que tiene fiebre y ve los huesos del Atlántico
y los huesos de todos los mares revueltos en su corazón
yo no veo nada / no sé nada
ni sé en qué día nací /
conozco la fecha pero no el día en que nací
¿o ese día es este día en que muero por enésima vez?
¿es este día en que todos los que han muerto
se vuelven a morir conmigo? / ¿o yo con ellos?
¿en esta luz dulcísima y abierta? /
¿y qué hace el niño con esta luz en su palma?
¿mientras todos trabajan para hacer dinero fuera de esta
luz?
¿encerrados afuera de esta luz que es imposible mirar sin
una luz adentro? /
¿sin un amor con pena adentro?
ahora pasan las cartas que nunca me escribiste
hijo / vos / que tanto nacés de esta luz /
tus cartas tienen fiebres de las que no sé nada
y nunca sabré nada /
parecen pajaritos que vuelan con su serenidad
astros que tiraste al aire y ninguno ve /
yo no los veo ni los ve mi dolor inseguro
pensabas en una vida más limpia que ésta
una vida que se podía lavar
tender al sol de tu bondad /
una vida llena de rostros como viajes
¿dónde están esos rostros / esos viajes?
la vida está desnuda como un mar sin orillas
y no puedo volver la vida atrás
llevarla hasta tu cuna
ni llevarla adelante /
yo soy menos real que la mesa donde como
yo como para ser real como el árbol detrás de la ventana
ahora un niño se me paró al lado /
saca la mano del bolsillo del pantalón
abre su palma a la luz
y piensa que la muerte es la muerte
y no más que eso












Daniel 
Mancuso






Leer más...

viernes, 6 de octubre de 2017

EDUARDO PAVLOVSKY



“...HAY QUE INVENTAR NUEVAS HISTORIAS”




Venía caminando desde Cabildo pensando en el encuentro. Crucé Libertador mirando la tarde nublada de manchas plomizas. Ahí me doy cuenta que voy a encontrarme con el tipo que mejor contó la Argentina reprimida de los últimos años. Quien supo pintar la tiranía intolerante con crueles colores de absurda agonía. En aquellos tiempos, muchos jóvenes como yo, encontramos en el teatro del “Tato” un referente de aire nuevo sobre la basura circundante.

Llegué como veinte minutos antes y me detuve frente a la casa. Es de un rosa pálido como me dijo por teléfono. Me fui a dar una vueltas a la manzana; lo peor que le podés hacer a un sicoanalista es tocarle el timbre antes de lo acordado...



        Este reportaje (de daniel mancuso para la revista "abajo el virrey", de 1998) cobra tremenda actualidad y lucidez en este momento histórico de resistencia de las fuerzas populares frente a la marea neoliberal que nos inunda y nos agobia...


☼ ¿Usted, cómo se define, como un intelectual, un artista?

De alguna manera, mi formación durante toda mi vida ... No puedo decir que no soy un intelectual, soy médico, soy psicoanalista, he escrito mucho sobre ambos temas y también muchos artículos políticos. Lo que sucede es que además soy actor, muy poco intelectual, un actor corporal, es decir, me defino como un intelectual latinoamericano, con las inquietudes de un latinoamericano, con una actitud crítica. Estudio mucho, ... mis obras las trabajo mucho, sí, soy un intelectual.

☼ ¿Qué pasa con los intelectuales que tienen una posición frente a la realidad, a la política, pero no participan en ella?

Yo participé en la política: en el ’73 fui candidato a diputado, en el ’83 lo fui por el PST y después por el MAS. Ahora... tengo la impresión que un intelectual es un hombre con una actitud crítica y que a veces los intelectuales no servimos en los partidos, en la medida que en los partidos necesitan una cantidad de creencias y de concepciones, y hasta a veces con un cierto nivel de religiosidad alarmante... y no me refiero a ser judío o católico, sino a ese nivel de adherencia, de religiosidad que han tenido algunos partidos u organizaciones que no hace fácil estar adentro, por la falta de autocrítica y el nivel de sometimiento exigido. No era fácil estar adentro, no era fácil el lugar, un lugar respetado... me ayudaron incluso en el exilio... mucho el PST, pero no era un lugar fácil para estar porque yo sentía que, paradójicamente, mi nivel intelectual no servía dentro del partido. Había algunas reglas ya muy estipuladas, todo estaba explicado; también me explicaban cómo era la política ...de alguna manera... yo no sé de política, yo lo que sé son los fenómenos micropolíticos.

☼ ¿Cómo ve al país hoy Ud. que en sus obras desnudó al autoritarismo y la represión?

Sí, claro, yo he sido uno de los dramaturgos del develamiento de ciertos mecanismos de la represión en varias obras mías. Pero pienso que en la Argentina de hoy habría que establecer dos niveles: uno, nítidamente diferenciado a nivel político con la dictadura... no podemos establecer similitudes, porque por ejemplo, yo digo de todo y no me pasa nada y antes, “ayer” casi me mataban, me salvé por casualidad. Molestaba sólo por pensar... Lo que pasa es que esto viene a ser la continuidad del plan económico que ya estaba ayer, pero mejor hecho. Por otro lado es muy difícil hablar de la Argentina así aisladamente, porque la Argentina tiene cierto fenómenos singulares, diferentes pero sin dejar de ser una situación muy globalizada, donde nosotros somos empleados del FMI, tenemos que cumplir ciertas cosas, nunca ha habido tanta injerencia visible de EE.UU. hacia nosotros... pero esto, ¿qué da?

Si vos tomás las estadísticas de Latinoamérica hay cada vez más pobreza, cada vez más desocupación, más precariedad en el empleo, la incertidumbre de no poder tener un futuro, no sólo los trabajadores, incluso los profesionales. Entonces es un mundo que privilegia un sector claramente... claro, yo como profesional ya hice mi camino, me recibí en el ’57 como médico, pero para los profesionales y los trabajadores hoy hay una incertidumbre muy grande.

También es un mundo muy vinculado, vos podés estar en Bs.As., en New York o en París, y es lo mismo: el poder económico... tenés los bares, merodear por esos lugares, vivir bien. Buenos Aires tiene todas las ventajas para la gente que tiene mucho y al mismo tiempo si lo extendés en el país es un país que tiene mayores niveles de pobreza y esto no es sólo un fenómeno de Argentina.


Yo leo bastante a una economista francesa... Forrester, que escribió algo que se llama... el terror económico... que parecía que estaba hablando de acá, pero en realidad estaba hablando de Francia. Estaba hablando de la incertidumbre del trabajador, la inseguridad, la exclusión cada vez más grande y la existencia de un sector de explotados y otro sector de gente que ni siquiera llega a la explotación, “que anhelarían ser explotados”. Esto es peor que la explotación, puesto que están excluidos y al mismo tiempo tienen un síndrome psicológico: ellos creen que son culpables de ser excluidos, como si no tuvieran acceso por problemas propios... Ahora si eso habla de Francia, también algunos economistas estadounidenses preocupados por la distribución del ingreso entre sectores hablan de que en EE.UU. habría casi 35 millones de marginados; y por otra parte en Brasil el 7% de la población retiene el 80% de la tierra, creo que después de la caída del socialismo real no ha habido alternativas posibles.

☼ ¿Qué refugio posible nos queda frente al mundo globalizado, la cultura, el arte?

Hay un sociólogo francés que se llama Alain Touraine... sostiene que frente a esta globalización, donde un japonés, un indio, vos, yo, estamos todos frente al televisor, mirando el mundial como expectadores anónimos. ¿Cómo se recupera la identidad? Yo creo que esto produce cada vez más enfermedades: impotencia, incertidumbre, muertes, síntomas psicosomáticos, “la generación X”, por ejemplo, los jóvenes escépticos, claro, la pérdida de los valores entonces, la desesperación de no tener una identidad, porque estos que no creen, se suman, tienen una identidad prestada, no tienen país, toman el nihilismo de los “skinheads” o los “hooligans”, pero una de las fantasías de recuperar la identidad es tomar el “fundamentalismo”... universalmente el fundamentalismo aparece como un deseo muy fuerte de recuperar la identidad, pero claro, uno no comprende el Islam, uno puede estar equivocado en la apreciación porque está fuera del régimen de comprensión de uno.

Aparentemente es una identidad muy remarcada, muy fanatizada. A mi me parece que desde la perspectiva económica habría que encontrar una salida que permitiese un mundo diferente, yo no lo veo en ningún lugar del mundo. Hoy frente al fracaso del socialismo real... la Unión Soviética ya no existe, eso se partió en mil pedazos y descorazonó a mucha gente. Pero volvamos aquí... cuando yo hice “Potestad”, que es una obra que representamos durante muchos años, yo decía: “qué raro, no viene gente”, tuve que ir a varios café-concert, porque no conseguía teatro, no coincidía el público con la obra, les gustara o no les gustara, iba a festivales internacionales y salía, por ejemplo, el mejor actor en Montreal, el mejor actor en Londres, yo, la mejor obra en Canadá, ir a Nueva York al festival de las artes, después venía acá, en el Hangar, por ejemplo, y no venía mucho público...

☼ Esto lo descorazonaba...

Sí, pero el teatro mío siempre transitó por los bordes, pero más que esto yo me daba cuenta que estábamos muy cerca del “Proceso” y por eso pasaba...

Yo en los últimos años volví a hacer “Potestad”, para la gente que no la vio, y el año pasado vinieron muchos chicos que tendrían diez años cuando estrenamos la obra y no venían a verla.
Entonces si bien hay una juventud descorazonada, realmente descorazonada, no es un nihilismo de drogadicción porque sí, no es lo que le pasa a un neoyorquino, un chico de la clase media, drogado porque no cree en los valores, no le interesa como viven sus padres... no, acá es una patología enfermante, el descorazonamiento por como seguir, quien te da plata para el diario, para ir al cine, a la cancha... Pero también hay una juventud que se interesa por la historia, la cultura, con sus revistas nuevas, los pibes que van al teatro, que generan el fenómeno del “escrache”, es decir, nuevas formaciones de subjetividad, inventos, creaciones por los bordes, y ahí hay una potencia muy grande.
Yo he notado que muchas cosas que uno dijo desde los bordes tuvieron mucha influencia entre la gente joven. Cierto nivel de referencia en uno. Y tienen además un nivel de creación en los bordes, de fuerza, de nuevas identidades grupales, de nuevas formas de ser en el grupo, de nuevas territorializaciones desconocidas...

☼ ¿Esas nuevas formaciones son las que pueden generar las nuevas utopías?

Van a generar nuevos movimientos sociales, tal vez de devenir minoritario, pero que van a ser importantes, existen ya, por lo que veo en los últimos años tienen un nivel de invento y de necesidad de protagonismo histórico, es decir, que han pasado a protagonizar e inventar nuevas historias, nuevos diseños de historia, no leerlas, no escucharlas desde los padres: “mirá, la vida es así...” sino pasar a un protagonismo. Y este momento de gran invención y experimentación puede ser malo desde la perspectiva macropolítica (la economía, el FMI, que puede hacer uno sino mirar) pero es bueno porque hay una zona de creación e invención, de nuevas pasiones, de cuerpos con mucha potencia, y esto es muy importante, no se dónde va pero está fuera de lo partidario, es mucho más devenir revolucionario que revolución, está siendo revolucionario en el cuerpo de la gente, y no se habla de una revolución que ya está, es un fenómeno creativo, que no es el arte solamente, son experimentaciones micropolíticas: un grupo de economistas jóvenes, artistas, investigadores, o grupos de filósofos que están creando, con la intención hacer nuevos diseños culturales (que no son “posmodernos”, en el sentido de no tener antecedentes, empezar como si todo no hubiera existido, sin nada atrás).

Es la gente que tiene referencia en uno, tomándome a mí como una voz posible, de las otras voces que la gente busca, pero que al mismo tiempo frente a uno hay una actitud crítica y a la vez de reconocimiento. No es que yo digo cosas y el otro lo escucha y punto sino que hay una actitud de: “para, para, el tipo hizo la suya, algo hay que escuchar”.

Es un fenómeno interesante, el fenómeno de “La Pietá”, que implica la crítica a ciertas figuras de posición paternal pero al mismo tiempo el reconocimiento de esas figuras, no romper la historia, no inventar el posmodernismo, o esos grupos anárquicos, esas ideologías anarco-suicidas, porque son copias además, de otros modelos que no somos nosotros.

☼ Con el tema de la violencia, los militares y los desaparecidos, ¿la sociedad argentina se debe una autocrítica?

Sí, claro. Con los nazis y los judíos pasó algo parecido. Los judíos no se hicieron autocrítica y no se la hacen ahora. Estoy leyendo un libro que habla sobre el nazismo, “Batallón 601” o algo así, y ahí ves que Hitler no hizo nada más que ejecutar, fue un emergente, no es cierto que los militares que se negaban a participar en la matanza de judíos eran asesinados, sino que eran trasladados a otro lugar... Aun así, ese libro que descubre el fenómeno del nazismo, en ningún momento surge la posibilidad de repensar el fenómeno judío desde un lugar más dialéctico. ¿Por qué? porque la batalla fue tan brutal y tan despiadada y tan carnicera (como aquí fue la impunidad y el terrorismo de Estado) que tal vez haya atisbos de “cierta autocrítica de algunos”, pero hay que tener en cuenta que el fenómeno del “represor” es complejísimo y a veces no parece ser entendido así desde la perspectiva del otro lado.

En “Potestad”, una obra mía que habla sobre un raptor de niños que tiene una gran ternura, se generaba una gran indignación en la gente y en la crítica, pero ¿cuál es el fenómeno? Muchos chicos que descubren que son hijos de desaparecidos quieren volver y otros no (por ejemplo “la chica que vive en Paraguay”). Y creo que esto no se estudió bien, porque ha sido tanta la necesidad de la denuncia del crimen, de la identidad robada, las madres vendadas y secuestradas, todo es tan brutal que no tenés tiempo de hacer una reflexión sobre la complejidad del fenómeno y entonces a “la chica” le decís todo eso y no entiende nada. La represión y todo lo que pasó en la Dictadura, no creo que hayan adquirido la dimensión necesaria como “críticas y autocríticas”.

No ha habido un espacio para una profunda reflexión grupal de todo, porque claro, la política tiene “eso” que cercena por “ciertos lineamientos” las necesidades de comprender la real dimensión. Si yo digo “un raptor de niños” tengo que pensar que el raptor de niños está violando el vientre de una madre, en ese caso esto invalida todo otro razonamiento. Lo que pasa que cuando ocurre en la vida, el caso de esta chica del Paraguay, no te enojés porque no quiere volver, tratemos de entenderla además de entender a la familia, porque la represión y todo lo que ocurrió adquieren un alto, altísimo nivel de complejidad, y no ha habido un tiempo suficiente de reflexión porque el fenómeno político mantiene muy abiertas las heridas...

☼ ¿De qué se puede hablar en este tiempo “sin utopías”?

Hay que dejar de pensar que perdimos las utopías y hay que crear nuevas pasiones, nuevas formas de estudiar, de crear, de trabajar, no esperando encontrar las pasiones del ’70 porque no las hay. Pero podemos crear encuentros, microencuentros, acontecimientos donde tenga sentido la vida, la lucha, que no son los modelos anteriores pero desde la estética, la sicología, el arte, la sociología, la música, existen muchos espacios donde hay cosas que decir y oponerse en una actitud crítica frente al sistema y de crear alternativas y de luchar.

Romper los viejos modelos y crear nuevos modelos. Hay que experimentar nuevas cosas, no hay que esperar grandes cambios. Estamos apresados en una estructura donde es muy poco el espacio que tenemos pero en la democracia, contra el autoritarismo, están los espacios para la creatividad, debemos juntarnos, haciendo el duelo quizás, de aquellas grandes utopías.

☼ En su obra “Rojos globos rojos” el protagonista pelea por sus utopías, para que no le cierren el teatrito....

En su nostalgia y en su recuerdo, el personaje de globos rojos se convierte en un modelo de resistencia cultural, de ninguna manera el personaje está vencido, es un nostálgico luchador, es un creador, con pasión, de nuevas subjetividades de la resistencia, y esto es importante, el papel de la resistencia como lugar de lucha, duplicándose.

En ese sentido, el personaje, “el cardenal “, se acordaba de sus ilusiones, de Vittorio Gassman, del ’60, la vejez, la edad, la próstata, la sexualidad, y ese tipo que parecía bamboleado por las circunstancias, en los últimos minutos cuando “el cholo” le decía...”largá Cardenal, largá...” aparecía como una pasión resistente, y eso entusiasmaba a muchos. Si la obra hubiera terminado melancólicamente no creo que hubiese tenido la fuerza de ver que en ese organismo se estaba gestando un germen de profunda vitalidad con las micromuertes allí anunciadas.

☼ Algo así como las muertes cotidianas, las frustraciones de todos los días...

Claro, el dolor en la rodilla, el reuma, el sexo, y al mismo tiempo frente a eso lucha la vida por continuar...

☼ ¿Podríamos decir que en este mundo globalizado, resistir es ser revolucionario?

Yo creo que sí. Pero revolucionario no en el sentido de los modelos del “Che”, sino que son muchas resistencias, y la resistencia es un lugar importante para ubicarse hoy,
Es una forma de encontrar nuevas identidades en un mundo globalizado que tiende a “la norma”, te van sacando la identidad y ya no sabés quien sos.

☼ ¿Está ensayando una nueva obra?

Sí, con Norman Brisky, Susana Evans y otros compañeros, se llama “Poroto”, es un texto complejo que no tiene ninguna concesión, no es un teatro televisivo ni de consumo, es una experimentación...

☼ ¿Y de qué habla allí?

La obra tiene varias dimensiones pero el tema importante es que en el actual sistema (y con todas las teorías de la comunicación y que estamos incomunicados) yo pienso que hay que “aprender a incomunicarse”, o al revés, la salvación es que uno corte lo que Giles Deleuse llama “vacuolas de incomunicación”...

☼ ¿sería como apagar el televisor, algo así...?

Apagar también ciertas conversaciones, como si uno pudiera acostumbrarse a retirarse, a retirarse con otros y a cortar, a crear vacuolas donde vos no escuchas más...

...Lo que quieren los “ellos”, los titiriteros que nos hacen mal. Me fui pensando tantas cosas, tantas preguntas, que daba para otra charla... habrá que ir a verla...


reportaje de daniel mancuso para "abajo el virrey" 1998



Leer más...

jueves, 28 de septiembre de 2017

TRISTEZA NÃO TEM FIM, CARAJO




Se fue desparramando como un tumor maligno, lento, indefectible. El gobierno del virrey ingeniero y sus burócratas satélites, con prisa y sin pausa, se dedicaron a desarmar la verdad.

Estamos desolados, rumiando Cambalache: qué falta de respeto... qué atropello a la razón...

¿Existe la verdad? ¿Hay una adecuación entre una proposición emitida por el mandatario y el estado de cosas que expresa? Cuando dice: Pobreza Cero, es verdad si la Pobreza tiende a cero, no si aumenta cada día. Los diarios no hablan de nuestros dolores, la tele nos distrae con estupideces, la radio propaga falacias, una farsa maquiavélica se esparce por doquier, se instala en las conciencias incautas, se repite automáticamente... se establece como verdad irrefutable.

 ¿Existe la justicia? El señor juez indulta a los mafiosos millonarios y encarcela a las pobres víctimas. Las denuncias se encanutan, las investigaciones se dilatan, los crímenes enormes, multitudinarios, indescriptibles, los estragos sociales económicos y financieros se desvanecen en los cajones sin fondo de los tribunales y el olvido. ¿Existe dios?

Una negra coya vive encarcelada sin condena, un periodista emprendedor nos convence de su culpabilidad... un pibe artesano está desaparecido, una ministra defiende a los secuestradores... un genocida condenado por delitos de lesa humanidad se muda a su country de arresto domiciliario VIP... un presidente, una gobernadora, un jefe de Gobierno, actúan en puestas en escena de actos de gobierno ficticios, actores sin talento, pero los extras aplauden para la foto en el matutino de gran tirada.

Veníamos de los tiempos de la dictadura genocida, sobrevivimos la década infame menemista, sufrimos la alianza, el corralito y la implosión, no habíamos imaginado las sorpresas que traía el siglo de la anestesia tecnológica. Tuvimos una primavera larga, creímos que el capitalismo nos daba la oportunidad de ser felices a muchos, en democracia, pero poco a poco, la mentira de diseño prefiguró el invierno neoliberal de la posverdad.

Cada mañana, despertamos en la pesadilla variopinta de los despidos masivos, tarifazos en cuotas, promezas incumplidas, pesadas herencias interminables, olvido de Malvinas, privatización de la Patagonia, Represión a toda protesta social, política, sindical o estudiantil que no puedan silenciar... Presente agobiante, futuro inestable con probabilidad de chaparrones y tormentas fuertes con caída de granizo.

Un montón de compatriotas creen que creen lo contrario. Unos cuantos darían la vida en una guerra fratricida para exterminar a la lacra. La lacra somos todos los que no pensamos como ellos. Vaya paradoja. La violenta clasemedia no quiere perder sus privilegios, y ataca a los de abajo en lugar de enfrentar a los perversos operadores del caos, los de arriba, los de siempre.

Qué dirán los libros de historia es un misterio. ¿Harán referencia a un empresario jefe de Estado, verdugo de sus votantes y opositores, corrupto y cínico, hijo de un empresario, que se hizo millonario paulatinamente a costa del Estado nacional, con todos los gobiernos, civiles y militares? ¿Hablarán de contrabandos, licitaciones manipuladas, fuga de capitales, cuentas off shore, paraísos fiscales, escuchas ilegales, negacionismo, connivencia judicial, impunidad vitalicia? ¿Descubrirán que del virrey ingeniero para abajo, todos eran empleados de los poderes fácticos del coloniaje?

Así como hubo una Generación del 80, cómo llamarán a la generación de mediocres y brutos insensibles que nos robó la sonrisa junto a sus amigos gerentes y chicos ricos del club de la alegría de ellos...



Daniel
Mancuso
Leer más...

sábado, 2 de septiembre de 2017

SANTIAGO MALDONADO Y LA POSVERDAD





 Desde diciembre 2015, una cofradía de gerentes del siglo XXI, mitad estafadores seriales, mitad cínicos mercachifles, ha asumido el rol de pastores chantas, y desde todas las ventanas pregonan su venenoso mensaje: Apartémonos de la triste realidad. Venimos a cambiarlo todo, somos el cambio, Cambiemos... 

La POSVERDAD ha llegado a la Argentina para quedarse, y como un brote verde que florece nos dará sus frutos: la felicidad ja jája ja. No más conflictos ni enfrentamientos, sellemos la grieta, y al que no le guste, duro con él...

Veamos el lado positivo de las cosas: Somos los mejores del mundo. Nos conocen en todas partes: ¡Argentinos, carajo! Tenemos al Papa Francisco y Maradona. El Che Guevara y Gardel. Perón y Evita. Borges y Cortázar. Los premios Nobel y Favaloro. Messi y los goles maravillosos. Piazzolla y el tango. El dulce de leche y el mate. El tinto y el choripán. Hasta hicimos planetaria la palabra : "desaparecido", por lo que había ocurrido durante la dictadura genocida cívico-eclesiástica-militar. Y todos y todas miraron al sur del planisferio y hablaron de nosotros. Gracias a Dios, que es argentino, nuestros hijos no vivieron muchas cosas horribles...

♪♪ ¡Argentina! ♪♫ ¡Argentina! ♪♫♪ ¡Argentina! ♪♪♪

Hoy, seguimos siendo los campeones, los primeros, los adelantados. En ningún lugar de la Tierra se ha visto ni se verá el desarrollo de acontecimientos tan extraordinarios como acá. Estamos viviendo a maior ficção do mundo. Maestros en el arte de mentir, expertos en el Arte de Ganar, los mejores fulleros, dolosos, bribones, pícaros, fraudulentos, coimeros, estafadores, mafiosos, tahures, tramposos, son nuestros, pero siempre con la sonrisa en la boca y la simpatía que nos caracteriza a los argentos.

El mejor equipo de los últimos 50 años, de la mano de Jaime Durán Barba, ha implantado la Revolución de la Alegría con poco disimulo y mucho desenfado: las cosas son así como te las contamos y si no te gustan Marche preso, desacatao, lo voy a mandar a repimporotear al calabozo... 

Se ha dado vuelta la verdad como una media, y ahora las víctimas son los culpables... 

Una mujer está presa sin condena en Jujuy hace más de 500 días. Mucha gente cree que Ella es culpable... 

Un hombre sufrió desaparición forzada a manos de la Gendarmería. Tal vez lo mató un mapuche... no importan los testimonios, ni las declaraciones de la familia, el caso es un invento desestabilizador de la izquierda con el kirchnerismo para perjudicar al gobierno nacional en las elecciones.

Si la guita no alcanza y los tarifazos no se detienen: No coma, no encienda la hornalla ni la estufa, apague la luz... Hay que dejar de vivir una ilusión... Cada uno de nosotros tiene lo que se merece de acuerdo al esfuerzo realizado, sin esperar nada de arriba, recordemos la fábula de la Cigarra y la Hormiga

Dejémonos de criticar a los que tienen dinero, y ver la paja en el ojo ajeno, si sos pobre, algo no hiciste bien. Es tu responsabilidad, o tu culpa, qué carajo.  No seas febril sobre el éxito, si tu meta es clara y tienes paciencia para seguir adelante, la naturaleza te apoyará. Y si todos hacemos los deberes, la vida es bella... Los argentinos somos derechos y humanos

Este Presidente no es el primer trabajador, eso lo sabemos. Macri asumió procesado, vivió gran parte de su vida procesado, pero diversos juzgados fueron borrando las pruebas de la infamia. Como el país no es seguro, tiene que proteger sus ahorros millonarios en cuentas secretas al igual que sus funcionarios y familiares. 

No pasa nada, todo se olvida rápidamente (la tragedia de Iron Mountain, el escándalo de los Panamá Papers, la estafa del Correo Argentino, etc...) y si algo queda... son mentiras de él... Daniel ¿en qué te has transformado? 

Los medios masivos de confusión hablan del pasado porque el presente no existe. Todo se desvanece el la lluvia de noticias acomodadas a las necesidades de la coyuntura. Los jueces serviles obedecen las órdenes del Capo di tutti capi que les envía en los editoriales de La Nación y Clarín. Ellos sonríen por televisón y dicen que hay sol, pero afuera diluvia y el barrio se inunda. No importa, No hay Plazos sino objetivos. El primer día, la mosquita muerta dijo: Cambiamos Futuro por pasado. ¿Viste que no mintió?

Los mapuches son terroristas y Benetton es un empresario honesto que se ganó trabajando sus casi un millon de hectáreas en la Patagonia. Domingo Sarmiento fue claro: Por los salvajes de América siento una invencible repugnancia sin poderlo remediar. Esa calaña no son más que unos indios asquerosos a quienes mandaría colgar ahora. Son unos indios piojosos, porque así son todos. Incapaces de progreso. Su exterminio es providencial y útil, sublime y grande. Se los debe exterminar sin ni siquiera perdonar al pequeño, que tiene ya el odio instintivo al hombre civilizado. En sintonía, el gran educador macrista Esteban Bullrich sostiene: Esta es la nueva Campaña del Desierto.

Llegaron por los votos, actúan como si hubieran llegado con las botas. Mientras la democracia se diluye, hay gente que está muy cómoda mirando la vida por televisión, ignorándolo todo, o repitiendo las ideas prefabricadas que se les pegan en la piel cual tatuaje venenoso. Ya no hay vuelta atrás, tienen el virus de la estupidez. Como decía Juan Domingo Perón: es posible que un malo se vuelva bueno, pero no he visto que ningún bruto se vuelva inteligente

Quizá tenga razón Álvaro García Linera: Luchar, vencer, caerse, levantarse, luchar, vencer, caerse, levantarse. Hasta que se acabe la vida, ese es nuestro destino... Nosotros somos el cambio, ellos son el pasado.




La mentira me cae bien, qué sé yo, ¿viste?




Jones Huala lo pasea por la historia a Lanata...




Las mentiras que se repiten desde hace años...








Daniel
Mancuso









POST SCRIPTUM

Lo que sí sabemos
Por Victoria Ginzberg



Santiago Maldonado murió durante un operativo represivo de la Gendarmería.

Gendarmería ocultó pruebas: entre otras cosas, lavó las camionetas que participaron en el operativo y no mostró las fotos en las que se veía a Santiago en la comunidad mapuche el día de su desaparición.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, el secretario de derechos Humanos, Claudio Avruj, y otros funcionarios y dirigentes del oficialismo pusieron en duda que Santiago hubiera estado en Cushamen el 1 de agosto pasado. “Hay un veinte por ciento de posibilidades de que esté en Chile”, dijo la candidata a diputada Elisa Carrió hace apenas dos días. Cuando apareció el cuerpo que ahora se sabe con seguridad que es el de Santiago, Carrió lo comparó con Walt Disney.

Mientras los miembros de la comunidad mapuche señalaban que habían visto por última vez a Santiago Maldonado cerca del río Chubut cuando huía de la persecución de los gendarmes, el Gobierno y sus medios de comunicación afirmaban que los mapuches eran terroristas que recibían entrenamiento de grupos extremistas kurdos de Turquía y de las FARC colombianas. Y sembraban versiones que indicaban que Santiago estaba en cualquier lado: en Entre Ríos (“donde hay un pueblo en el que todos se parecen a Santiago”), en Tierra del Fuego, donde un matrimonio lo había levantado mientras hacía dedo, o en una peluquería de San Luis, donde le estaban cortando las rastas. Llegaron a decir que Santiago se ocultaba a propósito, que había “pasado a la clandestinidad” y que lo hacía como un “sacrificio”. No sólo eso. El Gobierno acusó a Santiago Maldonado de intento de asesinato, dijeron que era probable que hubiera atacado a un puestero de Benetton. Y muchos lo replicaban como si estuviera comprobado. Cuando esa hipótesis quedó descartada y la investigación comenzó a centrarse en la actuación de los gendarmes, el gobierno rechazó que expertos de Naciones Unidas intervinieran en el caso.

Bullrich dijo también que su jefe de Gabinete, Pablo Noceti –que había anunciado que detendría a los mapuches sin intervención judicial– estaba presente en el lugar de la represión porque había “pasado a saludar”.

Hay muchas cosas que aún no sabemos. No sabemos si el cuerpo de Santiago estuvo en el río durante 78 días o si alguien lo llevó allí luego. No sabemos aún cómo murió Santiago. Pero sí sabemos que murió durante un operativo represivo de Gendarmería. Y sí sabemos cómo se comportaron luego los gendarmes, el Gobierno y los grandes medios. No olvidemos.









Comunicado de la familia 20/10



El cuerpo encontrado en el Río Chubut es el de Santiago.

La incertidumbre sobre su paradero ha terminado. El calvario que nuestra familia inició el mismo día en que supimos de su desaparición no terminará hasta obtener Justicia.


Muy poco podemos decir sobre nuestros sentimientos ante la confirmación de la identidad de Santiago: este dolor no sabe de palabras.

Las circunstancias del hallazgo del cuerpo nos generan muchas dudas. Creemos que es el momento de avanzar con firmeza en la investigación y dejar trabajar sin presiones al Juez Lleral. Necesitamos saber qué le sucedió a Santiago y quiénes son los responsables de su muerte. Todos. No sólo quienes le quitaron la vida sino los que, por acción u omisión, colaboraron en el encubrimiento y perjudicaron el proceso de búsqueda.

Estábamos en lo cierto al reclamar por la inacción, ineficacia y parcialidad del Juez anterior en la tramitación de la causa. Nos sigue resultando inexplicable la negativa del Gobierno Nacional ante el ofrecimiento de colaboración de expertos de la ONU, de comprobada experiencia internacional. Nadie podrá sacarnos de la cabeza que se podría haber hecho mucho más y mucho antes.


A los medios de comunicación, a las organizaciones sociales, de derechos humanos, gremiales, a las personas que nos han acompañado en las marchas por Santiago, les pedimos que sigan manteniendo el reclamo por Justicia, con más fuerza que nunca y en paz. A las fuerzas políticas, que hagan el mayor esfuerzo para apoyar y garantizar todas las acciones que nos ayuden a encontrar la Verdad y lograr Justicia.

La muerte de Santiago no debe ser motivo de divisiones o pujas interesadas. Nadie tiene derechos sobre el dolor de esta familia, para la que pedimos respeto.

Por Santiago, por nosotros.






Leer más...

sábado, 26 de agosto de 2017

MACRI: ¿DÓNDE ESTÁ SANTIAGO MALDONADO?





A partir del momento en que se supo que Santiago Maldonado había desaparecido durante la represión de la Gendarmería a la comunidad Pu Lof de Cushamen, el 1 de agosto 2017, el Gobierno –con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, como abanderada- asumió la defensa de esa fuerza de seguridad, sembró dudas en torno a la comunidad mapuche, sembro mentiras sobre el propio joven desaparecido y su familia, y buscó desviar la investigación. Contó para ello con la ayuda de los medios hegemónicos que se hicieron eco de operaciones como que Maldonado podía haber muerto en un presunto ataque de la Resistencia Ancestral Mapuche a un puestero de un campo en Chubut; o que había sido llevado por un camionero en Entre Ríos; y hasta publicaron cosas desopilantes como que en un pueblo de esa provincia del litoral todos se parecen al artesano. En la página web que armó para reclamar la aparición con vida de Santiago, la familia incluyó una sección de “Noticias falsas” donde consigna cada una de ellas y las desmiente.

Desde la página de Internet www.santiagomaldonado.com, la familia de Santiago propone “conocer la historia oficial” y hace “una cronología de los sucesos” en la que explica “qué pasó en el Pu Lof de Cushamen” antes y después de la desaparición de Santiago. 

El sitio www.santiagomaldonado.com surgió como parte de la lucha que de un día para el otro se vieron obligados a encarar ante la desaparición del menor de la familia y la falta de respuestas por parte de las autoridades nacionales, de las cuales depende la Gendarmería...





No está extraviado, está desaparecido.

Según la Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas de la Naciones Unidas, una desaparición forzada es “el arresto, la detención, el secuestro o cualquier otra forma de privación de libertad que sean obra de agentes del Estado o por personas o grupos de personas que actúan con la autorización, el apoyo o la aquiescencia del Estado, seguida de la negativa a reconocer dicha privación de libertad o del ocultamiento de la suerte o el paradero de la persona desaparecida, sustrayéndola a la protección de la ley”.





☼ El protagonista de House of Cards y ex presidente de Estados Unidos, Frank Underwood, lanzó un duro y contundente mensaje a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich sobre Santiago Maldonado.

A través de las redes, el personaje encarnado por Kevin Spacey reclamó la aparición con vida del joven que desapareció tras una brutal represión de Gendarmería a un grupo de la comunidad mapuche en Chubut...  

https://twitter.com/FrankUnderwocd





☼ Santiago Maldonado desapareció el 1 de agosto, tras la violenta represión en la Lof en resistencia Cushamen, Chubut, a manos de la Gendarmería. Desde ese día, lo estamos buscando intensamente.

Como respuesta a tanta información falsa que circuló en los medios de comunicación y el ninguneo por parte de los funcionarios del Ministerio de Seguridad, familiares y amigos decidimos crear una página oficial para divulgar información confiable...

http://www.santiagomaldonado.com/





☼ Stella Maris Peloso, la madre de Santiago Maldonado, afirmó que a su hijo, desaparecido desde el 1° de agosto, "se lo llevó Gendarmería" y que integrantes de esa fuerza de seguridad "se lo llevaron sólo porque estaba ahí", en referencia al corte de la ruta 40 donde el artesano y tatuador fue visto por última vez.

"A Santiago se lo llevó la Gendarmería, se lo llevaron sólo porque estaba ahí", afirmó la madre de Maldonado. "

Es amigo de todos, pero no es de RAM (Resistencia Ancestral Mapuche). No sé qué habrán hecho ellos, si son forajidos como dicen. Pero Santiago no es de ellos", señaló Enrique Maldonado, padre del joven.





María Pía Chiesino

LA EXPLICACIÓN DE LO OBVIO.

Julio López era testigo en un juicio de lesa humanidad. Testificaba contra Miguel Etchecolatz, uno de los más siniestros represores de la Provincia de Buenos Aires. Miguel Etchecolatz caminaba por la calle como cualquiera. Si uno no le conocía la cara, podía cruzárselo en el supermercado y decirle buenas tardes, como a un vecino más, porque en el país estaban vigentes las leyes de Punto Final y Obediencia Debida. El 2 de septiembre de 2003, el gobierno de Néstor Kirchner derogó esas leyes, y gracias a eso, muchos criminales de lesa humanidad fueron, son y serán juzgados por crímenes aberrantes, que no prescriben. Algunos de los más emblemáticos, como Videla o Bussi, murieron en la cárcel o en arresto domiciliario. Donde corresponde que terminen sus días los autores y responsables de crímenes que no prescriben, como el robo de bebés. 

Julio López, testificaba contra Etchecolatz en un juicio de lesa, cuando desapareció. El día de la sentencia final por La Cacha, el acusado escribió el nombre de López en un papel. Hay fotos de ese papel. Lo hizo para que se viera. Después de eso, López desapareció. Es evidente que detrás de esa desaparición hay sectores de la bonaerense, vinculados con el terrorismo de estado y cercanos al ex comisario. SE puede decir que el estado, en ese momento, no supo cuidar a un testigo… que no midió riesgos, que no desarmó la mafia de la bonaerense… Mucho se puede decir. Pero no que fue responsable de una desaparición forzada. Porque los DDHH, eran política de Estado. Por eso se juzgó a los genocidas. Porque gracias a esa gestión de gobierno, la Memoria, la Verdad y la Justicia fueron políticas de Estado. 

Hace un mes, el Ministerio de Seguridad le ordenó a Gendarmería que reprimiera a los mapuches de la lof Cushamen. Hay testigos (hay un peritaje en curso, no solo testigos), de que a Santiago Maldonado, que acompañaba un reclamo por tierras, se lo llevó la Gendarmería, en esa represión. Dentro de seis días se cumple un mes, y Santiago no aparece. En el lugar se encontraba presente el jefe de gabinete del Ministerio, Pablo Noceti, que fue abogado defensor de criminales de lesa humanidad. Si no se ve la diferencia entre el funcionamiento del Estado en uno y otro caso, es porque no da la cabeza, porque no se quiere ver, o por mala leche. Cortísima.







Giselle Aronson

Si yo llegara a desaparecer, si alguien llegara a desaparecerme, te pido que me busques. Que no preguntes si trabajaba, de qué, cuánto ganaba, de quién era pariente, a quién voté, qué creía, en qué no creía, cómo tenía el pelo, cómo era mi ropa, a quiénes apoyaba, al lado de quién luchaba, qué tipo de hijo era, qué tipo de padres eran los míos, ni qué tipo de padre era yo.

Si me llegaran a desaparecer, te pido que me busques. Que no preguntes por qué se me busca a mí y no a unas y otros que también son buscados. Que no preguntes quiénes más me buscan, por qué, a quién favorece ni a quién perjudica.

Si me llegaran a desaparecer, te pido que me busques. Que salgas a la calle con los que me buscan, que preguntes, que no te calles, que no te quedes, que te importe. Que reclames a quienes tengas que reclamar.

Porque tengo una familia, porque tengo cosas que hacer, porque me esperan. Pero, más allá de eso, porque tengo una vida y una libertad que nadie debe atropellar.

Si me llegaran a desaparecer, te pido que me busques porque, donde sea que esté, voy a estar esperando que me encuentres.

#AparicionConVidaDeSantiagoMaldonado




Lucía Rubio


Si un día no vuelvo, si un día me llevan. Probablemente vos, que repetís todo lo que la tele te cuenta, digas que yo en algo raro andaba, que seguro me lo merecía, o que capaz estoy por Europa dando vueltas, que pertenezco a alguna nueva organización terrorista de la que nunca escuchaste el nombre.

Porque no interesa cuánto vos me conozcas, cuánto sepas de mi vida, la tele ya te comió el coco. Y te vas a convencer de que lo que vos sabías antes de mi, seguro estaba equivocado, y que esos periodistas saben más que vos, que me conocés de siempre.





► El video del escándalo: Así reprimió Gendarmería el día que desapareció Santiago Maldonado





► Rolando Graña mandó al frente al Gobierno en un Informe especial sobre Santiago Maldonado





► Imperdible resumen del Informe realizado por ADN sobre la desaparición de Santiago Maldonado





► EL INCONSCIENTE NUNCA SE EQUIVOCA









► Minuto Uno #DondeSeLoLlevaron - 25/8/2017 | Gustavo Sylvestre - Completo | C5N





► En la BICI... capítulo 3: "VAMOS JUNTOS"





La marcia si è svolta venerdì a Buenos Aires sotto la pioggia | LaPresse - CorriereTv

La scomparsa di un manifestante in Argentina fa riaffiorare il dolore, mai sopito, per i desaparecidos. Di Santiago Maldonado si sono prese le tracce il primo agosto, quando è stato arrestato durante una protesta a favore di un gruppo indigeno. Il governo ha offerto un premio di 27.000 dollari per informazioni sul giovane dopo l'appello dell'Onu, che ha chiesto a Buenos Aires di intervenire. Venerdì migliaia di persone hanno sfilato in corteo sotto la pioggia, nella capitale argentina, per chiedere la verità sulla sparizione di Santiago.






"Pum Pum Café", ubicado en Madrid, la capital española, a la hora de emitir un ticket de compra, cierra el mismo con la pregunta: ¿Dónde está Santiago Maldonado?






El escándalo crece cada día, y ya se ha convertido en un problema serio para el Gobierno de Mauricio Macri. Este fin de semana la campaña a favor de Maldonado estalló en las redes sociales: casi 500.000 tuits pedían al Gobierno que aclare dónde está el último desaparecido de un país en el que esta palabra tiene un significado especial. Argentinos famosos en todo el mundo se están interesando y se solidarizan con la causa en las redes. “Soy Gustavo Santaolalla y estoy grabando en Los Ángeles ¿dónde está Santiago Maldonado?” escribía el famoso músico, ganador de dos Oscars...

https://elpais.com/internacional/2017/08/29/argentina/1504042856_622539.html




Daniel
Mancuso





Leer más...

lunes, 14 de agosto de 2017

«MI JUAN» una historia bien argentina







«Carlos se quedó en los 70, en los tiempos en que la palabra se cumplía y los compromisos costaban la vida. Maduro por fuera, adolescente en su corazón, es un hombre sincero, emocionalmente inestable, que supo sonreir con las cosas simples y luchar por las imposibles. Ahora está triste. Enojado con el mundo. De las certezas de juventud, al escepticismo fatal. Tiene un hermano de sangre y otro de la vida, una esposa demandante, y un presente conflictivo que choca con su pasado idílico, lo que produce permanentes cortocircuitos con sus afectos y lo conduce a un laberinto existencial...»




El sábado 12 de agosto, a las 22, se estrenó «Mi Juan», una historia bien argentina, la vida de un argentino que se debate entre el "ser" y el "deber ser"... (al final de cuentas, nos pasa a todos lo mismo... quién no tiene un Juan en su vida, en el corazón, el dilema es qué se hace y si se asumen las consecuencias...)

Próximas funciones: sábados 19 y 26/8, en Teatro Núcleo, Av. Maipú 3143, Olivos.

Reserva y venta de entradas por Alternativa Teatral o en el teatro. 

Reservas al teléfono 4711-9424
Precio único $150.-






Estrenamos Mi Juan... emoción, humor, ternura, memoria... el Teatro nos reconforta en medio de tanto dolor... seguimos el sábado 19 y 26 de agosto en Teatro Núcleo, en Av. Maipú 3143, Olivos.




fotos: Susana Tauro



Daniel
Mancuso



Leer más...

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

hermanos

hermanos

blogs N - Z

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen

hijos de puta

hijos de puta