buscador

Búsqueda personalizada

miércoles, 12 de enero de 2011

LAS TETAS





PRECUELA:

Hace tiempo escribí esta nota, que con el paso de los meses se transformó en una de las más leídas. No sé por qué, no es la mejor, la más elaborada, ni siquiera sé si tengo razón, pero creo fervientemente que nuestras cabezas colonizadas se ven compelidas a buscar satisfacción aun a costa de fetiches artificiales y burdos como las tetas de siliconas...


Sé que con este tema me voy a ganar enemigas (y enemigos también, pero en menor medida). Voy a hablar de las tetas. No lolas, senos, pechos, globos... tetas. Las tetas.

Supongo que un montón de mujeres con las que me relaciono, amigas, compañeras, conocidas, vecinas, etcétera, tiene las tetas hechas, y yo no esté enterado. Lo lamento mucho. No es nada personal, chicas. Es ideológico.

¿Qué, Soy setentista y qué pasa, Lanata, Caparróz, idiotas?

Pero si ahora ni se notan, están hechas como las de verdad, con caída, debajo del músculo, y esa de la tele se las hizo y mirala, vos no te diste cuenta...

Bullshit!!!

Hace unos años viajé a Mexico, por trabajo, y el último día antes de volver, nuestro guía azteca nos dijo: los voy a llevar al mejor cabaret del DF, con las mejores niñas de aquí... Fuimos esa noche, después de cenar, y empezó la función: primero la música fuerte, las mesas colmadas, las penumbras pobladas de cuerpos hermosos; las chicas iban y venían sonriéndole a los turistas, a nosotros. La luz importante estaba en el centro, la pista, la pasarela, el caño. Seguramente el caño era quien estaba más contento. La morocha dale que te dale, se refregaba en el caño, y le sacó brillo y hasta quedó más finito el pobre caño al rojo vivo y húmedo de pasión desbordada.

El asunto es que casi todas las pibas tenían las tetas hechas. Debo haber sido el único que reparó en este detalle trivial, porque me miraron como a un marciano cuando saqué el tema entre mis compañeros de diversión.

Tomatelas gil... pero qué estás diciendo... qué me importa... dejámela a mí, vos seguí buscando una natural... Quedé atribulado por el nivel de respuestas y el escaso espíritu crítico.



Veamos. Cuando yo era chico, una teta era una teta; y lo difícil que era arribar a una, calificaba a ese objeto de deseo como un tesoro añorado. No abundaban las fotografías como ahora y no existía internet. O sea que, la banalización del cuerpo femenino y su posterior cosificación vino mucho después. Tal vez, la cima de la mujer perfecta (a como dé lugar) se haya alcanzado con el reinado del Neoliberalismo y la propagación de la globalización. A partir de allí, las mujeres empezaron a querer ser más jóvenes cada día, como la mamá del protagonista de la película Brazil, de Terry Gilliam, más joven que su propio hijo.

Yo sigo enamorado de las tetas de la tabaccaia en Amarcord, de Fellini.


░ ░
Una vez tuve una novia, o mejor dicho, una chica con la que curtía y salimos un tiempo a la cual recuerdo con especial cariño. Buena piba, dulce, sincera. Un día estábamos en su casa, haciendo el amor, ella tendida sobre la alfombra de su monoambiente y yo volvía de la cocina con el mate post polvo, cuando... oh, que veo ─pensé─ esas tetas hermosas que tanto me gustan estan demasiado tiesas...

─ Perdoname... Sandra, una preguntita, tus tetas...

─ Síiii... ¿no te habías dado cuenta?...

Ya no volvió a ser igual, algo había cambiado, no sé. Al tiempo dejamos de vernos.


░ ░ ░
Ja. Ahora me acuerdo del cumpleaños de una compañera de Teatro, en el que a la hora de las velitas, mientras le cantábamos el cumple feliz, la mina se levantó la blusa y mostró las tetas nuevas a todos los presentes: ¡éste es mi regalo para mí misma, ¿no son hermosas?! ¿Qué le iba decir? ¿le iba a cagar el cumpleaños? No. Están requetebuenísimas, Mirta.


░ ░ ░ ░
No todos y todas piensan como yo, por supuesto...

  • Una amiga acaba de terminar una relación larga e importante en su vida y ha tomado una decisión: acudir al cirujano. ¿Por qué ocurre que a partir de una ruptura amorosa las mujeres nos queremos renovar? ¿Queremos ser otras para recuperar al novio o marido perdido? ¿Es que acaso nos han dejado porque ya no somos lo suficientemente atractivas? Error. Al marido o al novio perdido no lo vamos a recuperar con nuevas tetas sino, tal vez —si es que seguimos necias con eso— cambiando de chip mental. Pero bueno, si la cirugía nos ayuda con el cambio del chip entonces ha cumplido su cometido. Lo más seguro es que después de la operación ya no nos va a importar el ex sino nos van a llover nuevos y mejores candidatos. Pero ojo, REPITO, no por el par de globos que nos hemos puesto, sino por el par de nuevos ojos con los que ahora nos miramos...


░ ░

░ ░ ░
La cosa es que cuando voy al supermercado, al Carrefour, por ejemplo, casi todas las minas van empujando sus carritos sacando pecho. Fijate, observá, van muy orgullosas por la vida, como diciendo: viste, me hice las tetas, mirá que buen escote que tengo. Las muestran, si no, para qué se gastaron los dólares. Quieren que las mires y digas con los ojos: qué bien, qué buenas que están, arriba, arriba nena, tu ego está bien arriba...

Pobres, ¿no? qué poco necesitan para estar mejor, sólo cuatro o cinco lucas verdes. Nada de crecimiento interior, nada de cambiar el chip colonizado, y poner otra onda, no, ¿para qué?

Mejor vivir en la mentira que te vendió el mercado. Ellos hacen guita vendiéndote ilusiones fatuas. Y después el mantenimiento, y el encapsulamiento...

  • Clínicas, empresas de medicina privadas y cirujanos plásticos particulares que realizan implantes mamarios evadieron por lo menos 40 millones de pesos en concepto de Impuesto a las Ganancias. Las estimaciones difundidas ayer surgen de una investigación realizada por la Administración Federal de Ingresos Públicos sobre las intervenciones estéticas efectuadas en 2008 y 2009. Las prácticas quirúrgicas realizadas en ese período implicaron una facturación mínima de 700 millones de pesos que no tuvo el correlato correspondiente en el pago de impuestos.

Yo me quedo con lo natural, como venga, apenas te puedo perdonar un puente en la boca, un teñido, pero hasta ahí no más.








Los invito a leer esta nota en LOS CANICHES DE PERÓN...

IMPONGAMOS LA MODA, ¡SOMOS MÁS!






Daniel Mancuso

18 comentarios:

Tani dijo...

Pará, Mancu, hay algo que no me cierra... ¿Vos te diste cuenta de que la mina con la que habias estado fifando se había hecho las tetas recién después, cuando ibas a tomar mate?????

Daniel Mancuso dijo...

Tana, tenía ventipico de años, en esa época no se usaba operarse las tetas como ahora, era raro, y yo inexperto, la posición horizontal de la flaca la deschavó ante mis jóvenes y calenturientos ojos, nada más...

Marcela Fumale dijo...

Mancu por qué no nos hicimos amigos hace unos 25 años y me libraba de la mala postura y los complejos!!!!

Daniel Mancuso dijo...

tengo una prima que se ganó una tremenda sifosis por sos pechosa...

Greta dijo...

Me encantó, pero más que nada porque sos hombre, y se supone que las mujeres lo hacemos para atraerlos. Eso si: Tenes que admitir que algunos son muy contradictorios: quieren tetas perfectas pero "naturales", y las naturales casi nunca son perfectas.
Los mandatos son demasiado poderosos, y la autoestima un bien escaso. Lograr el equilibrio no es fácil. Ojalá muchos hombres valoraran realmente a la mujer que existe debajo de las tetas, naturales o no.

Marina Arnaudo dijo...

Buenísmo!! Me encantó!

De una, aguanten los hombres Y las mujeres que apuestan a la construcción de una identidad más natural y auténtica del ser humano!!

Sin tantas vanidades y egos! Más liberados!

Te invito a que visites mi Blog:

www.marinaarnaudo.blogspot.com

P.D: conozco chicas muy cercanas que se han hecho las tetas, y te digo lo que suele pensar la mayoría al poco tiempo de habérselas hecho?: "Ay, me las debería haber hecho más grandes..."
O sea, el complejo nunca se va!! Ya pasa a ser patológico!!!

Besos!!

El Tete dijo...

Si los hombres valoramos a una mujer por las tetas, estamos listos, la mejor mujer es la natural, si necesita ponerse implantes para sentirse bien tiene un problema de autoestima,mujer tenes que ser natural, al hombre que no busca aventura las tetas son lo de menos, tengo 40 años de casado y seis hijos, y con mi mujer estamos bien aunque no tenga grandes tetas. me gusta más una mujer que no se le ve nada pero que insinúa y tiene buen andar, que una plastificada de las de Tinelli.

Daniel Mancuso dijo...

Coincido con El Tete, abrazo

Tamer Saba dijo...

Tani, no sé qué tiene de raro el hecho de no darse cuenta. Yo por ejemplo, no creo q me daria cuenta, y qué? Igual hace 7 años q no lo hago, y no creo q quiera jamás volver a hacerlo (libre albedrio, q le dicen). No lo veo como algo importante en absoluto. Si creen q mi opinión es una idiotez pueden borrarla.

chachot dijo...

Cada uno de nosotros tiene algún muerto detrás de la puerta de algún placard, alguna pena en el alma y alguna tara en el balero. Ponerse una teta más grande o fijarse que otro se puso tetas, tiene más que ver con esto que con otra cosa.
Todos buscamos reconfortarnos: algunos agradándonos, otros agradando y la mayoría logrando ambas cosas, ¿que diferencia hay? entre agrandar el tamaño de las tetas y achicar el tamaño de una nariz.(si el problema también lo tenes con la nariz, el problema no es la teta sino la cirugía)
Desde el punto de vista de la mujer que se pone tetas (bueno, está bien, no tiene por qué ser únicamente una mujer) seguramente le levanta la autoestima y lo entiendo y me parece bien, ahora , porque siente alguien lo que te pasa a vos; estimado Daniel me cuesta más entender.
Seguramente esta por estos lados: Todos sabemos que el tema de las tetas en los hombres tiene un significado especial que viene del uso que le dábamos a las tetas de nuestra madre y quizás tenga algo que ver con eso, o tal vez que subconscientemente te gratifica levantarte una mina de teta grande y al comprobar que se las puso te sentís estafado. Un abrazo

Daniel Mancuso dijo...

Estimado chachot, como siempre, muy interesante tu planteo, me deja pensando... la nariz, las tetas, la autoestima, la gratificación... tenés razón... pero, ¿cuánto de imposición, de mandato social, para estar linda, hermosa, fuerte, yegua, diosa, hay en todo eso?

abrazo grande

marcelo ricardo moreno dijo...

Algún día se va a poner de moda un implante peneano que reaccione con el propio calor de la sangre fluyendo al miembro en la excitación, y que permita elongaciones de veintipico de centímetros, de modo que qué mujer va a querer salir con un tipo no implantado.
Y va a haber implante peneano retráctil para todos (los que puedan pagarlo)

Larabi dijo...

Mancu... soy de los tuyos.... naturales y como vengan!

Daniel Mancuso dijo...

¡ese es mi poyo!

Anónimo dijo...

estoy de acuerdo con vos mancu,pero como me calientan las tetas de la foto,sera una muñeca,pero hay que reconocer que estan buenas.

Arq. Adriana Perez Moralejo dijo...

Todo este tema de las tetás plásticas y de hacerse mal a si mismas cambiando lo que natura dio por un cacho de plástico viene de la mano del cascoteado pero nunca eliminado MACHISMO. El machismo es el que maneja el " deber ser" de una mujer. Justifico la operación o implante después de una operación o accidente porque es como si en accidente te volaron los diente...no te vas a quedar desdentado... Pero por una falsa estética construida por los que quieren hacerte gastar la plata en un cacho de plástico... Nooooooo ..

Daniel Mancuso dijo...

Coincido con usted, arquitecta, no sé si me recuerda, la facultad supo cruzarnos en alguna que otra materia... le recomiendo que visite el blog Riachuelo

Arq. Adriana Perez Moralejo dijo...

Como olvidarse de usted Mancusso Claro que lo recuerdo. Beso enorme

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen