buscador

Búsqueda personalizada

jueves, 9 de septiembre de 2010

DÍAS COMO FLECHAS




«Mi alma, Psiquis, igual a sí misma desde mi niñez hasta hoy; con sus mismas tendencias; con sus raptos de altura; con sus mismos vértigos y disfraces; con sus mismos temores.

Psiquis, la misma: pero a través de los años amontonó conocimientos y experiencias; y sus temores fueron disminuyendo en la medida en que descubrió el «qué» y el «cómo» y el «por qué» y el «para qué» de su existencia.

El temor y la angustia nacen de la ignorancia frente a lo desconocido. Mi alma, Psiquis, y sus colores heredados: tendencia al laconismo y a la melancolía que recibíde mi rama vascoespañola; tendencia al análisis y a la síntesis, comezón irresistible del humorismo, que recibí de mi rama francesa...»



-Pero sos también una criatura expresiva– me reveló Psiquis.
–¿Un poeta? –inquirí temblando.
–Eso. Y deberás cantar... para los que no traen en sí la posibilidad del canto...


LEOPOLDO MARECHAL



No son pocos los que quieren tapar el sol, prohibir los sueños, machucar las conciencias. Dejar todo como está, o sea, un mundo injusto. Ricos y pobres, gozosos e infelices, privilegiados y sufrientes.

Revisar el estado de cosas, las relaciones entre nosotros y qué opinamos de lo que nos pasa es una tarea indefectible para que el futuro no repita los dolores y frustraciones del pasado, las zancadillas del hoy.

Los blogueros, que también somos personas por fuera del teclado, somos parte de esta sociedad fallada y queremos repararla junto a la mayoría de nuestro pueblo. Resistimos las mentiras profusas, militamos la palabra, las ideas y la calle.

El inconciente trampea. No es lo mismo postear en el blog (tener el tiempo para pensar, escribir, borrar y volver a escribir una nota) que estar al aire y hablar en un reportaje. Te vienen mil ideas a la cabeza, pero se te escapan las palabras, y a veces no las encontrás. Algo de eso me pasó hablando con Tato y sus compañeros ayer a la tarde. Hubiera querido decir otras cosas, me olvidé, me faltó, qué sé yo... De todas formas es un placer y un esfuerzo meritorio que desde los blogs saltemos a disputarle el territorio comunicacional a los grandes medios.

Y nos buscan, nos leen, nos respetan. Fue un honor enorme que me llamaran para conversar sobre los blogueros, los medios y la realidad actual argentina, desde la producción de tan buen programa. Con ese nombre: DÍAS COMO FLECHAS (libro de Leopoldo Marechal, 1926), con esos periodistas (Tato Contissa, Martin Granovski y Pancho Muñoz), con esas ganas de analizar los hechos y develar la trama inventada desde las fabricas de mentiras...


  reportaje 750 Cargado por mpb1945. -   


 
daniel
mancuso
   
 

No hay comentarios:

aguantan

Gaza nos duele

Gaza nos duele

Tuiter

blogs

blogs N - Z

hermanos

hermanos

blogs F - M

blogs CH - E

blogs A - C

incorregibles

incorregibles

hijos de puta

hijos de puta

en vivo

en vivo
clic en la imagen

medios y democracia

ilumina

ilumina
clic en la imagen